Premio de Buenas Prácticas Regionales: una ocasión para compartir conocimientos e innovación para abordar retos de desarrollo

Un nuevo año comienza, con una nueva agenda de desarrollo para erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar la prosperidad para todos. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible entra en marcha, definiendo con sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODM) un marco de desarrollo para los próximos quince años.

Mientras necesitamos enfrentar desafíos críticos, muchos de los cuales son las preocupaciones globales con un fuerte impacto local, los gobiernos locales y regionales (GLRs) seguirán siendo claves para el cumplimiento de la nueva agenda de desarrollo. Tienen un rol fundamental en el establecimiento de prioridades, la ejecución de planes, resultados de seguimiento y la participación con las empresas y las comunidades locales, especialmente con la aparición de formas más deconcentradas y descentralizadas de gobierno.

A través de los años, el importante papel desempeñado por los GLRs en abordar los desafíos complejos y en lograr impactos en el desarrollo se ha reconocido cada vez más. El Programa de las Naciones Unidas de Desarrollo (PNUD) ha estado trabajando en distintos países y continentes, de la mano con los GLRs y sus asociaciones, acompañándolos en este recorrido para hacer frente a los desafíos de los territorios y responder a las prioridades locales. En este sentido, el aprendizaje entre iguales y el intercambio de experiencias, la innovación y el saber hacer, que ya existe en los territorios, representan un recurso importante para hacer frente a los desafíos del desarrollo y lograr los resultados de desarrollo esperados.

En este marco, el "Primer Concurso de Buenas Prácticas Regionales”, lanzado por ORU Fogar en colaboración con el PNUD, es una excelente oportunidad para compartir enfoques originales, así como soluciones efectivas y eficientes de las partes interesadas de gobiernos regionales para contribuir al desarrollo y, por tanto, al bienestar de los ciudadanos.

Como nunca antes, es evidente que muchos GLRs han logrado buenos resultados en las estrategias de planificación para el desarrollo económico local, a la hora de responder a las demandas de los ciudadanos, especialmente de los jóvenes, y en la prestación de buenos servicios. Por desgracia, este conocimiento a menudo sigue siendo un caso aislado y el intercambio de enfoques innovadores sigue siendo una oportunidad perdida. El "Primer Concurso de Buenas Prácticas Regionales” ofrece una muy buena oportunidad para explorar y compartir las prácticas que han aumentado la eficacia, la eficiencia y la innovación en la gestión pública y han contribuido a lograr resultados de desarrollo importantes, y lo más importante, para ponerlos a disposición de todas las regiones, provincias, estados federales y redes de gobiernos regionales. A través del intercambio de ideas, enfoques e instrumentos concretos para la buena gestión pública regional, el concurso también será una excelente ocasión para sistematizar las buenas prácticas desarrolladas hasta el momento y facilitar su posible aplicación por otros grupos de otras regiones, de acuerdo con los diferentes contextos locales y nacionales. 

Me gustaría animar a todos los interesados a que no duden y contribuyan a este ejercicio: es una oportunidad que no debe desperdiciarse para, de esta manera, contribuir enérgicamente con el bienestar de los ciudadanos al abordar los desafíos del desarrollo local, nacional y mundial, y por supuesto a ser reconocido por el trabajo realizado.


Giovanni Camilleri

Coordinador Internacional del Programa ART del PNUD

 


© All rights reserved ORU. Barcelona 2021