Los retos del desarrollo insular

Doctor Abdou Salami Abdou, 

Gobernador de la Isla Autónoma de Ndzuwani - Unión de las Comoras

 

El desarrollo es un fenómeno multidimensional que, en los pequeños territorios insulares, se analiza a menudo desde el ángulo de la vulnerabilidad económica, social y ambiental (poblaciones pequeñas, recursos limitados, mayor vulnerabilidad frente a las catástrofes naturales y fuerte dependencia al comercio internacional) y de otras desventajas que afectan sus perspectivas de crecimiento. Frente a esa constatación, Ndzuwani no es una excepción, puesto que es una isla pequeña (424 Km2, alrededor de 350 000 hts) autónoma dentro de la Unión de las Comoras, un país insular del Océano Índico. Los retos que se plantean en términos de desarrollo son muchos, al igual que en las islas hermanas del archipiélago, y a menudo son desafíos comunes, compartidos con otros territorios de características similares de todo el mundo. Aunque algunos territorios insulares se encuentran desde hace unos años entre las economías más prósperas del mundo, todos ellos prestan una atención particular a las preocupaciones relacionadas con el cambio climático y, en la mayoría de casos, con la dependencia económica.
 

Las preocupaciones por el cambio climático 

Los pequeños territorios insulares comparten ciertos retos comunes. La vulnerabilidad ambiental es una de estas prioridades y a menudo es objeto de debates internacionales. La mayoría de estas islas presentan una biodiversidad única, recursos naturales y oceánicos que pueden utilizar para transformar estos retos en oportunidades para un desarrollo que crea empleos y una prosperidad compartida en beneficio de sus pueblos. En el caso de Ndzuwani, tiene una fauna costera y marítima que se caracteriza por una gran diversidad biológica, e incluye elementos de importancia mundial como el Celacanto de las Comoras (o Latimeria chalumnae, un pez que se remonta a hace más de 65 millones de años), ballenas, tortugas y delfines. El bosque natural representa una reserva única para numerosas especies endémicas y ecosistemas muy representativos como por ejemplo el murciélago Livingstone. 

Sin embargo, todas estas riquezas se enfrentan a una amenaza global muy seria: el cambio climático. En este contexto, es lógico preguntarnos por el desarrollo de pequeñas islas como Ndzuwani, ya que ante este fenómeno tan certero algunos países insulares están sufriendo grandes pérdidas económicas debido a catástrofes climáticas. La isla de Ndzuwani, como todas las islas pequeñas, sufre también las consecuencias del calentamiento global. Entre ellas, cabe destacar la subida del nivel del mar, fuertemente intensificada por la extracción de arena que realizan los habitantes. Cada subida de un centímetro destruye un poco más las playas y los litorales en detrimento de las infraestructuras viales construidas cerca de la costa y de los pueblos costeros. Existe también el desecamiento de los ríos y la erosión del suelo causados por la deforestación por parte del hombre y el desequilibrio pluviométrico. Todo ello son amenazas evidentes para la isla. La desecación exponencial de nuestros cursos de agua, se debe en parte a la presión antrópica sobre el corredor boscoso, aunque el fenómeno del cambio climático también tiene mucho que ver. 

El desarrollo de las islas pequeñas en el contexto de dependencia económica 

Las islas pequeñas tienen realidades muy diversas, tanto en el ámbito geográfico como demográfico y económico. El enclave (aéreo y/o marítimo), la proximidad o la lejanía con respecto a las costas continentales y a las grandes líneas marítimas, sin olvidar los límites de su mercado interior, son algunos aspectos que definen el grado de oportunidades que las islas pequeñas pueden tener. Estos aspectos suelen ser comunes entre varios territorios insultares, como es el caso de la Isla de Ndzuwani. Su particularidad reside en su estatus político, una isla autónoma, en el seno del conjunto comorano. La característica más común entre las islas es el aislamiento. La ruptura física necesita una adaptación de los modos de transporte, lo cual hace subir los costes. Un ejemplo perfecto son los servicios aéreos de la Isla de Ndzuwani, donde el aeropuerto internacional más cercano se encuentra en otra isla del archipiélago. El servicio aéreo está asegurado por pequeñas compañías de transporte privadas a unos precios prohibitivos. El desplazamiento entre la isla y el extranjero debe hacerse en dos tiempos (escala en el aeropuerto internacional del país), con dificultades de acceso y sobrecostes.   

Además de los límites mencionados más arriba, las economías insulares tienen, en su mayoría, unos mercados interiores reducidos que no permiten satisfacer las necesidades básicas de sus poblaciones, ni economías de escala. La causa profunda de esta situación es el carácter de dependencia económica efectiva de sus economías con el exterior. La capacidad de orientar la actividad económica hacia el exterior de estas islas será una manera de atenuar el carácter de dependencia económica y promover el desarrollo progresivamente.  

Las islas deben, por lo tanto, en su contexto de desarrollo, adoptar medidas de adaptación y elusiones según la disposición de cada una. Algunas encuentran en la generosa dotación de recursos naturales (mar, playa y sol) la premisa para el desarrollo socioeconómico. Con el desarrollo y la promoción del turismo, las limitaciones como el aislamiento y/o la lejanía de las islas pueden convertirse en factores atractivos. La especialización turística ha aportado una respuesta apropiada a ciertos territorios pequeños insulares. Por otro lado, las necesidades y desafíos en términos de financiación del desarrollo para que los pequeños territorios insulares puedan hacer realidad sus aspiraciones de desarrollo sostenible dependen a menudo de otros actores: donantes y proveedores de fondos, socios bilaterales y multilaterales, otros socios para el desarrollo. La Isla de Ndzuwani, por su estatuto, está expuesta a una doble dependencia: por un lado al Gobierno Central de la Unión de las Comoras (especialmente en las cuestiones relacionadas con la energía, las infraestructuras de comunicación, el abastecimiento de hidrocarburos, la masa salarial…) y por otro a los donantes internacionales que apoyan el país. 

Los retos de desarrollo de la Isla de Ndzuwani 

Para abordar los desafíos de su propio desarrollo en relación con las realidades insulares descritas más arriba, y para que la población pueda aprovechar las distintas potencialidades económicas que presenta la Isla, el Ejecutivo de Ndzuwani ha tomado las medidas apropiadas, de acuerdo con las competencias que le otorga la Constitución de la Unión de las Comores. Estas medidas se inscriben principalmente en el documento estratégico de orientación. Se articulan alrededor de: la reducción de las desigualdades regionales; el apoyo a la municipalización; el desarrollo del turismo como vector de crecimiento económico; la protección del entorno; la formación profesional y la capacitación laboral, la promoción de la buena gobernanza económica y financiera; el desarrollo del sector de las infraestructuras viales y de la energía renovable. 

Para lograrlo, el Ejecutivo insular ha puesto en marcha, en paralelo con los esfuerzos desplegados a nivel interno y con el apoyo del Gobierno Central, una política de apertura y de integración en el seno de las organizaciones internacionales y de las comunidades a las que se puede asociar, siempre de conformidad con el marco constitucional del país. En este sentido, la Isla acaba de unirse a la Organización de Regiones Unidas (ORU Fogar), ha confirmado su adhesión a CGLU, a la AIRF y firmó un acuerdo de cooperación con la región de Rabat-Salé-Kénitra del Reino de Marruecos. 

 


© All rights reserved ORU. Barcelona 2021