La agenda Post-2015 y el desarrollo territorial: una agenda para el debate

Marta Macías,

directora general de Cooperación al Desarrollo del Gobierno de Catalunya

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la agenda de desarrollo post-2015 se configuran como un espacio nuevo en el que la cooperación local y sub-estatal dispone de grandes oportunidades. Sobre todo, porque sus activos más tradicionales y consolidados –participación, horizontalidad, estrategias territoriales, diálogo político, entre otros– se acomodan con facilidad a la visión del desarrollo que propugnan los ODS: una agenda más compartida entre Norte y Sur, centrada no en la “ayuda” y la redistribución de recursos, sino en la provisión de bienes públicos globales. 

Cataluña, como responsable del Grupo de Trabajo del Post-2015 de ORU-FOGAR, apuesta por el desarrollo territorial y la democracia local como pilares para garantizar la participación de los titulares de derechos, es decir, aquellos y aquellas a quien van dirigidas las políticas y actuaciones. Deberán ser reconocidas como sujetos activos a través de procesos participativos, inclusive en la toma de decisiones. Al mismo tiempo, este proceso de empoderamiento va acompañado de una concepción de les autoridades –Gobiernos y agencias de donantes, pero también empresas, medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales al desarrollo (ONGD)- con un mayor énfasis en su condición de titulares de obligaciones y responsabilidades. 

En concreto, Cataluña defiende que el empoderamiento de la ciudadanía es tanto o más importante que el fortalecimiento institucional. Asimismo, es esencial que el análisis y las herramientas de abordaje que han de marcar nuestra cooperación se construyan a partir de un enfoque de género, que percibe el objeto de la cooperación no como el apoyo a objetivos sectoriales de una administración, sino como el trabajo para la vigencia de los derechos de sus ciudadanos. Esto es, a través de la promoción y el apoderamiento de las mujeres y de sus asociaciones.

Más allá de las contribuciones a la agenda post-2015 ¿cómo acreditan resultados los gobiernos regionales ante los ODS? El Grupo de Trabajo del post-2015 de ORU-FOGAR identifica cuatro ámbitos que ofrecen un gran potencial para el despliegue de políticas y actuaciones alineadas con los ODS.

El primero hace referencia a la adopción del lenguaje y de las prioridades del marco global a nivel territorial, es decir, incluir los ODS en la propia programación, consignar los propios proyectos y actuaciones en relación con esos objetivos, y en general, ser activos y proactivos en la traslación de la agenda global a nuestros gobiernos de proximidad.

Segundo, bajar los resultados al nivel local, realizando una lectura territorializada de la propuesta actual de indicadores que elabora la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas. Cataluña, como actor de ORU-FOGAR, participa ya en iniciativas que impulsan esta línea en espacios como United Cities and Local Governments (CGLU) y el propio ORU-FOGAR, y que hallan su espacio natural de proyección y puesta en común en la Global Taskforce de gobiernos locales y sub-estatales para la agenda post-2015.

En tercer lugar, el capítulo 17 de los ODS sobre los “Medios de ejecución" ofrece la posibilidad de elaborar un tipo de indicador que acredite la relación entre resultados del desarrollo (ODS), y gobernanza del desarrollo territorial. Gobernanza entendida sobre todo como calidad en las relaciones inter-gubernamentales y público-privadas.

Y en cuarto y último lugar, poner la investigación a trabajar, y reforzar la dimensión analítica y científica de nuestras reflexiones. La acreditación de resultados, a todos los niveles, pasa por dejar a un lado la retórica y las declaraciones, y avanzar de forma decidida hacia una generación de conocimientos sólida y robusta. 

En definitiva, Cataluña apuesta por un desarrollo local que promueva la participación de los titulares de derechos de las políticas de desarrollo y permita, en última instancia, atacar las causas estructurales que provocan las desigualdades.

 


© All rights reserved ORU. Barcelona 2021