“Conversaciones positivas” para tratar de la gobernanza Post-COVID-19

El pasado 9 de julio de 2020 se inició la experiencia “Conversaciones positivas”, con un diálogo entre el presidente de ORU Fogar Abdessamad Sekkal y Thierry Cornillet, presidente fundador del AIRF. La iniciativa surgió a raíz de las últimas intervenciones del presidente Sekkal emplazando al mundo regional y, especialmente a los miembros de ORU Fogar, a tener un gran debate post-COVID-19 sobre el rol de las regiones en la gobernanza futura. 

La pandemia del COVID-19 ha dado un rol renovado a la administración pública. En todas las geografías, el estado central ha tomado el control. En algunos casos, este control se ha hecho con una coordinación exquisita con los gobiernos locales y regionales. En otros, la pandemia ha facilitado una recentralización que ya estaba latente. En todos lados, de toda manera, las regiones han realizado un papel clave.  Así, la iniciativa “Conversación en positivo” pretende ser una primera aportación a este debate. En este momento en el que las reuniones presenciales todavía son difíciles, ORU Fogar inicia un formato virtual que debe permitir un diálogo ágil y abierto. 

El diálogo (media hora) entre el presidente Sekkal y el presidente fundador de la Asociación Internacional de Regiones Francófonas, dos regionalistas convencidos, no decepcionó. Abdessamad Sekkal afirmó que la crisis sanitaria ha puesto en evidencia más que nunca la necesidad de eficacia de las administraciones públicas. “Ahora -explicó- los escasos dineros públicos deben ser gastados de manera eficiente. Y los gobiernos intermedios son más eficaces porque están más cerca de los ciudadanos. Los gobiernos centrales pueden marcar grandes líneas y objetivos generales, pero solo los gobiernos regionales pueden adaptarlas al territorio”. En su opinión, los estados deben pensar en acciones adaptadas al territorio. Expresó asimismo la convicción de que las regiones son también una escala idónea para que los ciudadanos puedan participar de los procesos políticos.

Thierry Cornillet, antiguo eurodiputado, se manifestó partidario de “desconcentrar el poder, que es un paso previo a descentralizar. Debemos ceder poder al territorio, que es una manera de acercarlo a los ciudadanos”. Explicó que en un momento de poca confianza en las instituciones, “es muy positiva la adhesión e identificación de la población a su respectiva región”. Mostró su confianza en que “la lógica de las cosas impondrá una regionalización fuerte de los países”. Abogó por un trabajo conjunto entre el estado central y las regiones. “No se deben enfrentar, sino que deben trabajar conjuntamente. El estado está aquí para impulsar la gestión de las regiones”. En este sentido, advirtió del riesgo de usar la dialéctica región-estado central como una herramienta de la batalla política. 

Ya en el espacio de las conclusiones, el presidente Sekkal afirmó su convicción de que “las agendas globales solo progresaran si cuentan con las regiones”. Ambos defendieron las regiones en tanto que actores de la política de proximidad y como escala necesaria para impulsar el desarrollo económico. Ambos apoyaron finalmente la necesidad de reforzar las capacidades de las regiones. 

 https://www.youtube.com/watch?v=hQZ54-UKRlE

Newsletter

Recibe nuestras últimas noticias...
 

© All rights reserved ORU. Barcelona 2020